D&O: LA IMPORTANCIA DE UN BUEN SEGURO

El riesgo, factor común entre Administradores y Directivos

Los Administradores y Directivos de una pequeña, mediana o gran empresa comparten un elemento con los de cualquier multinacional: el riesgo.  Sea cual sea su emplazamiento, los administradores y directivos ocupan un cargo que está ligado a un mismo régimen de responsabilidad. Sin embargo, hay un elemento diferenciador en este riesgo que les une, y es el nivel del mismo. El nivel del riesgo al que están expuestos puede ser distinto en cada caso particular, en función del sector donde desarrollen la actividad, la implantación y el formato de actuación, factores que marcarán las condiciones de cada contrato de D&O (directors and officers).

D&O

¿Por qué contratar un seguro de D&O?

La toma de decisiones nos preocupa a todos, independientemente de nuestro puesto de trabajo. Es sin duda más significativo para un Consejero, Administrador o Directivo. En estos términos, las reclamaciones son uno de los temas a tener en cuenta.

Vivimos en una sociedad cambiante, en el que afloran a cada instante factores como las modificaciones en la legislación –mundial o nacional- al surgir nuevas leyes societarias, laborales o de competencia; la obligatoriedad de aportar información completa; o la complejidad creciente en las operaciones comerciales debido a las internacionalizaciones, fusiones o adquisiciones de las compañías. Estos elementos son algunos de los motivos por los que se pueden producir reclamaciones, ante las cuales los directivos deberían exigir, como condición en su nombramiento, contar con un seguro de D&O.

Algunas de las reclamaciones más frecuentes a las que se enfrentan los altos cargos de las compañías son por la falta de supervisión y/o negligencia en la gestión, mobbing, mala decisión en la compra o venta de sociedades o activos, insolvencia, demandas por delitos de estafa, o incumplimiento de contrato.

Es necesario estar preparado en estos casos, ya que en cuanto a la responsabilidad, las leyes que se aplican son las mismas –independientemente de que la empresa sea familiar, multinacional, pequeña, mediana, grande-, los Administradores y Directivos están sujetos al mismo régimen de responsabilidad y al mismo riesgo. Sin un seguro de D&O, tendrán que hacer frente a las reclamaciones con su patrimonio personal, y además las demandas pueden afectar a los familiares; es un seguro que paga la entidad y garantiza el patrimonio personal.

Bizman-Adjusting-Tie-64816498_645x400

Principales coberturas

Con un seguro de D&O adecuado, administradores, consejeros y Directivos podrán hacer frente a las posibles indemnizaciones que les surjan, y disponer de una mayor tranquilidad al ejercer su trabajo.  Este tipo de pólizas también garantizan el pago de los gastos legales devengados para la defensa civil y penal, además de ofrecer cobertura automática a los directivos en empresas filiales.

Sin embargo, este seguro no acaba aquí, va más allá: incluye constitución de fianzas civiles y penales, continuidad de cobertura en caso de concurso de acreedores hasta el inicio de la fase de liquidación, gastos de defensa en caso de reclamaciones por daños personales y materiales, período informativo ilimitado para antiguos D&Os, cobertura a abogados internos, límite en exceso para los consejeros no-ejecutivos, e incluso los gastos de publicidad para rehabilitar la imagen pública del directivo.

Otras de las coberturas que podemos encontrar en este tipo de seguros incluyen los gastos de investigación, los gastos de Aval Concursal, la responsabilidad tributaria subsidiaria, los gastos de atención psicológica, los gastos de emergencia, los servicios de gestión de crisis, los gastos de asesoramiento legal concursal, los gastos de respuesta a un regulador, gastos de extradición, y un asesoramiento gratuito.

Un seguro de D&O adecuado debe ofrecer una solución a medida para el riesgo personal de los Consejeros, Administradores y Directivos, salvaguardando su patrimonio personal.

Soluciones para ti

En definitiva, podemos afirmar que el seguro de D&O es positivo desde el punto de vista económico y social tanto para el Directivo como para la Sociedad, y por lo tanto necesario y totalmente aconsejable.

En Quality Brokers somos conscientes de tus necesidades como Consejero, Administrador, o Directivo, y tenemos las soluciones aseguradoras que más se ajustan a tus intereses.